DOS CARRERAS: ¡NI FU, NI FA!

     7/5/19 - La semana del 30/04 al 5/5 participé en dos competiciones ya que el miércoles 1 era festivo y se organizaba la carrera de Villamalea (Albacete) y la Copa de España Máster en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) el domingo 5.

     A la primera de ellas acudí con la intención de volver a meterme en carrera después de no competir desde Bargas, el 24/3, y con la vista puesta en mi primera participación en una prueba de Copa de España para la categoría máster.

Villamalea: Pinchazo y a casa

     Nos desplazamos a las 6 a.m. hasta la localidad, 3 h de viaje para una carrera que en mi caso fue más corta de los casi 90 km que componían el recorrido.

     En la foto de mi Garmin Connect podemos ver dónde empieza mi carrera y dónde acaba, 8,5 vueltas después de las 9 que componían el recorrido completo.

     Un circuito plano como la palma de la mano, salvo una ligera "subidilla" en el pueblo donde estaba situada la meta, que propició una carrera rapidísima, 45 km/h de velocidad media. Ni siquiera el aire fue protagonista.

     Esto hizo que la competición se desarrollase sin nada relevante que mencionar. Algunos cortes de varios corredores se fueron sucediendo a lo largo de las vueltas, pero el alto ritmo del pelotón, a veces provocado por la propia inercia de la carrera y otras porque algún equipo cogía el mando, imposibilitaba que ninguno cuajase y pudiera romper el previsible sprint final.

     En esta gráfica de altura, frecuencia cardiaca y potencia, las variaciones en los datos son dadas por la velocidad que se imprime a las salidas de las curvas que había en el recorrido o al seguir la rueda del pelotón cuando algún corredor ataca y se sale a por él.

     Había dos Metas Volantes, al paso de la tercera y la sexta vuelta. Iba pensando en disputar la carrera, por lo que decidí no meterme en esos sprints que pudieran poner en peligro otros objetivos. 

     Como ya he mencionado anteriormente, durante la carrera se produjeron varios cortes delanteros compuestos por 5, 6, 7 o más corredores, que no llegaron a cuajar. Si volvemos a la gráfica anterior, se observa cómo a la hora y cuarto de iniciada la prueba, justo después del segundo sprint (inicio de la séptima vuelta) y pensando que tras la disputa de esa meta volante las piernas de los corredores acusarían el esfuerzo, decido arrancar con la idea de que un grupito pequeño se viniera conmigo para colaborar juntos intentando llegar a meta. Pero no, nadie se vino conmigo y durante 7'38" estuve rodando solo por delante, pero con la vista puesta atrás a ver si alguien saltaba a por mí y se podía formar ese grupo. Tampoco. El pelotón me comía terreno y era tontería mantener ese esfuerzo tan alto (350 w y 183 pulsaciones medias). Decidí parar y recuperar a cola de pelotón. Aquí podemos ver los datos de mi corta aventura:

     A pesar del calentón, las sensaciones seguían siendo buenas y ya sólo pensaba en la llegada al sprint. Pero en la vuelta siguiente empiezo a notar algo raro en la bici, esa típica sensación de amortiguación cuando alguna rueda está perdiendo aire. Miro delante, miro detrás, no veo nada, pero lo sigo notando. Avanzo unos metros, vuelvo a mirar. Nada. El pinchazo era tan pequeño que fue perdiendo muy poco a poco. Pero sí, ahí estaba, en la rueda delantera. Cuando fue perdiendo más aire, a 50 km/h la bici se vuelve incontrolable con el pinchazo así que rápidamente aminoré la velocidad, me eché a la derecha y, maldiciendo a no se sabe qué, puse fin a mi carrera en Villamalea una vuelta y media antes de tiempo. Yendo sólo no tenía asistencia ni ayuda. FIN.

     Los datos de mi Garmin:

Copa de España Almodóvar del Campo: insatisfecho

     El domingo siguiente a Villamalea, después de unos entrenos comedidos para recuperar de una y llegar fresco a la otra, fui a participar en la cuarta prueba de la actual edición de la Copa de España Máster, que a su vez era el Campeonato Regional. Para mí era la primera puesto que a las tres anteriores no fui por diferentes motivos. Esto puede suponer un punto a mi favor, ya que al no contar para la clasificación general, quizás disfrute de más "libertad" que otros corredores a la hora de moverme en carrera.

     La prueba dio comienzo a las 9 de la mañana en Almodóvar del Campo y se trataba de un recorrido de unos 105 km con cuatro subidas a la misma cima, dos por cada cara, que se situaban al principio y final de la carrera, acumulándose un desnivel de casi 1000 m que no fueron determinantes en el desenlace.

     Como siempre, después de la salida neutralizada por las calles del pueblo, se da la salida lanzada y el ritmo rápidamente se convierte en frenético, con varios ataques intentando consolidar una escapada.

     Mi idea previa de la carrera es estar moviéndome por la parte delantera del pelotón para evitar problemas y sin dar la cara, guardando energías para las dos subidas finales en las que podría decirse el resultado. Así lo hice.

     Como decía, inicio rápido de carrera con intentos que no consiguen su objetivo hasta que en la primera de las subidas, en torno al km 6-7, van saltando corredores que, poco a poco, consiguen formar un grupo de unas 6 o 7 unidades (no estoy 100%, es lo que desde la distancia del pelotón podría apreciar). Esta fuga hace camino y por detrás, algunos equipos intentan mantener un ritmo vivo a base de arrancadas para que los escapados no cogieran mucha distancia. 

     Personalmente, las dos primeras subidas las paso bien. El ritmo en el pelotón, con el grupo escapado por delante, no es asfixiante.

     Una vez pasadas las dos ascensiones primeras, entramos en un terreno más bien llano, con algún sube y baja, pero no significativos como para romper el pelotón. Aquí se rueda bastante bien, cómodo. En determinados momentos de la carrera son varios equipos los que ponen a algún corredor a tirar del gran grupo para tener siempre la fuga controlada. Creo que la ventaja máxima que llegarían a sacar estaría en torno al minuto. Tiran de manera sostenida, sin querer hacer daño utilizando el aire. Son equipos que tienen corredores bien clasificados en la general de la Copa o que pueden tener opciones de victoria en la carrera, por eso les interesa trabajar.

     En mi cuenta de Strava vemos mi rendimiento en el terreno que transcurría entre las dos subidas iniciales y las dos finales. Unos datos que demuestran que mi rodar en el pelotón fue más o menos cómodo, a pesar de la velocidad a la que se iba, con 192 y 136 vatios y frecuencia cardiaca promedio, respectivamente. Todo con la intención de estar fresco para un posible endurecimiento de la carrera en el final y para la disputa del sprint.

     De esta manera y tras el paso por la localidad organizadora, encaramos ya la carretera que iba en busca de las subidas finales, situadas a 25 y 5 km de la línea de meta. La ventaja de los fugados, fruto del trabajo de los equipos en el pelotón, iba en disminución poco a poco. No los cogimos a todos a la vez, ya que las subidas hicieron que ese grupo se fuera rompiendo y cazamos a los fugados poco a poco, uno a uno. En la primera de estas subidas el ritmo fue alegre, no a tope. En el trayecto que se cubría entre una y otra, la intensidad fue poco a poco in crescendo ya que la meta se estaba acercando y todos queríamos estar atentos y bien colocados.

     En la última de las subidas se produjeron varias aceleraciones. Alguna del propio líder de la Copa de España M40. A ellas respondí bien, delante. Había "patas". Dos corredores saltaron en la cima de esta y llegaron a unirse al único corredor superviviente de la escapada del día. Los tres rodaron rápido en la bajada, pero fueron absorbidos por el pelotón entrando en las calles del pueblo y que a estas alturas era comandado por los corredores de AC Hoteles buscando el final al sprint para su líder.

     A falta de 1,5 km para la finalización, entrábamos al pueblo y la carrera se convertía en una auténtica gymkana para todos nosotros que tuvo como consecuencia una resolución muy peligrosa con alguna que otra caída (espero que todos los corredores estén bien). Baches por doquier, reductores de velocidad en la rapidísima trazada de una doble curva, arenilla, curva a derecha muy cerrada a unos 600 m del final, curva a izquierda empedrada a 200 m que a su salida tenía una obra con arenilla y vallas protectoras a la derecha... ¡Una odisea!

     Sabiendo todo esto, no es difícil de imaginar que el sprint fue una locura, una lotería para intentar mantenerte en pie y conseguir un buen resultado.

     La mencionada curva a derecha a 600 m del final tuvo como resultado que el primer corredor que la trazó saliera de ella con unos metros de ventaja que le sirvieron para llegar a meta en primera posición. Él trazó bien y a partir de él, el resto frenamos un poquito más. Victoria por una buena técnica, táctica y, por supuesto, fuerza.

     Aquí están los datos de mis últimos 600 m (aprox) de carrera. Al salir de la curva a derechas, no demasiado bien colocado ya que perdí posiciones en el zigzag anterior, trato de lanzar la bicicleta (1314 w y 189 puls/min) para iniciar la remontada y ganar puestos. Consigo adelantar bastante gente, primero por la parte izquierda del pelotón, luego por el medio cuando encuentro el hueco y luego por la parte derecha cuando dimos la curva con adoquines hacia la izquierda a 200 m de meta. Saliendo de esta curva, debo retrasar de nuevo el lanzamiento de la bici y la producción de potencia porque me encuentro que los dos corredores que me preceden se caen con las mencionadas vallas de la obra. Una vez superados, vuelvo a sprintar a tope intentando superar a más rivales (1172 w). Consigo rebasar a varios alcanzando la meta en la posición 8ª, 5º M30 y subcampeón de Castilla - La Mancha M30 pero con la sensación de tener piernas para algo más...

     Insatisfecho con el resultado, sabiendo que debo mejorar mis prestaciones en el sprint en unas carreras que se deciden al final, tengo la cabeza ya puesta en la siguiente prueba, también de la Copa de España en Cuenca que se celebrará este sábado 11.

     A continuación detallo los datos registrados por mi Garmin 520:

Share

Mario

Un apasionado del deporte que ha dedicado toda su vida al ciclismo. Ahora quiero compartir mi experiencia y mis conocimientos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida y conseguir los objetivos deportivos que te propongas.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso” Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar