ENTRENANDO EN GRUPO, PERO EN CABEZA.

     3/4/17 - Los que me conocen, aquellos que suelen entrenar conmigo, saben que desde siempre me ha gustado entrenar en grupo. Soy un total defensor del componente lúdico del ciclismo: compartir charlas con el compañero que rueda en paralelo, gastar bromas entre nosotros, contarnos nuestras batallitas ciclistas (en cualquier conversación entre ciclistas el rendimiento suele ser superior a la realidad, movemos más vatios o llegamos los primeros a la cima del puerto), mantener el grupo unido la mayoría del tiempo o calentarnos con esos piques tan habituales.

     Y estos ciclistas que me conocen también saben que durante los entrenos me gusta que me dé el aire en la cara.

     Desde siempre ha existido ciclistas a los que les gusta tirar del resto del grupo y otros que prefieren rodar a rueda ahorrando energía. Y también están aquellos que a pesar de no dar la cara en ningún momento del entrenamiento porque creen no poder, tienen fuerza para dar la puntilla en la última subida.

Desde el punto de vista de la mejora del rendimiento, el beneficio de rodar el primero del grupo es muchísimo mayor que el de aquel que va a rueda.

     Con los actuales medidores de potencia esto queda de manifiesto de manera notable:

Ciclista A

Ciclista B

     En estas gráficas tenemos una comparativa de los vatios producidos por dos ciclistas en el mismo entrenamiento, rodando a la misma velocidad, en la misma carretera y en el mismo momento. Íbamos rodando en grupo, uno tirando del mismo y el otro a rueda.

     Se trata de datos obtenidos en un terreno llano, donde la fuerza de la gravedad no actúa y por tanto se deben tener en cuenta los valores absolutos.

     La gráfica de la izquierda corresponde al Ciclista A que rodaba a rueda de sus compañeros, aprovechándose de la pantalla que estos suponen para quitarle el aire. La de la derecha es del Ciclista B que en ese momento iba tirando, venciendo la resistencia que el aire provoca. Ambos rodaban a una velocidad de 30 km/h al principio y de 34 km/h al final del tramo, pero el Ciclista B necesita generar más vatios, acercándose durante todo el tramo a los 400 W (incluso superándolos al final del mismo), mientras que el Ciclista A, que va a rueda, va produciendo aproximadamente unos 50 W menos.

Es decir, el ciclista que está en cabeza del grupo está realizando un trabajo superior al resto, está entrenando más yendo a la misma velocidad y haciendo los mismos kilómetros.

     Si competimos, si nuestro objetivo es ser mejores ciclistas, debemos tener esto muy en cuenta cuando entrenamos en grupo. Cuanto más tiempo estemos en primera posición, mas calidad le estaremos aportando a nuestro entreno.

     A la hora de competir, debemos dar la vuelta a todo lo anteriormente dicho, ya que en este caso lo que nos debe preocupar es ahorrar la mayor cantidad de energía y fuerzas durante el transcurso de la carrera de cara a afrontar los momentos decisivos de la misma con mayores garantías.

En los entrenamientos debo gastar más para mejorar. En carrera, sobre todo en carretera o en MTB modalidad maratón, debo ahorrar energía para disponer de ella cuando se necesite.

Share

Mario

Un apasionado del deporte que ha dedicado toda su vida al ciclismo. Ahora quiero compartir mi experiencia y mis conocimientos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida y conseguir los objetivos deportivos que te propongas.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso” Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar