Pepino: Pódium con sabor a victoria

     12/3/2019 - Hace más de un año que no publicaba nada en el blog. Un año difícil para mí, tanto en lo deportivo como en lo personal. Una caída mientras entrenaba con la MTB el 25 de noviembre del 2017 me provocó una lesión en la muñeca izquierda que aún hoy y, seguramente, el resto de mis días, me acompañará con molestias.

     Esto ha significado que desde entonces no pueda coger la bici de montaña. Las constantes vibraciones provocadas por el terreno hace que mi muñeca se resienta. Por otro lado, la rehabilitación después de la caída, los consejos del especialista y las propias molestias hicieron que durante ese final de 2017 y gran parte del 2018 no pudiera tocar la bici. A mediados de año monté algunos días, pero la realización de una artroscopia para sanear un poco la articulación volvió a tenerme parado un largo tiempo. No fue hasta agosto-septiembre de 2018 cuando empecé de nuevo, poco a poco, a coger la bici de carretera con cierta asiduidad. El traumatólogo dijo que poco más podíamos hacer por recuperar la muñeca, que habría que convivir, de momento, con las molestias y ya veríamos en un futuro.

Fractura de escafoides no consolidada

     Así que de perdidos al río.

     Empecé a montar y aunque al principio las molestias eran considerables, sí es verdad que poco a poco fueron a menos. Pero ni muchos menos han desaparecido, incluso a día de hoy.

     Con muchas ganas de bici debido a tanto contratiempo, he sido capaz de tener una continuidad desde entonces en los entrenos. Sin obsesionarme. Sin prisa, pero sin pausa. Al principio salía a rodar, ritmo suave ya que no había para más. Estaba muy pesado, casi 90 kg. Con el paso de los días, las semanas, los meses, el trabajo progresivo y bien planificado ha ido saliendo a la luz.

     A mediados de diciembre participé en una carrera del pavo en Sonseca. Una prueba corta y explosiva para ver en qué punto nos encontrábamos. Conseguí el segundo puesto al sprint y la cena de Navidad para la familia. La mejora iba bien, aunque con mucho trabajo por hacer y mucho peso que perder.

     De esta manera, continuando con los entrenamientos y con una buena alimentación, a día de hoy estoy por debajo de 78 kg. Un peso muy bueno para mí que no veía desde que dejé de competir en serio en el año 2009.

     Con muchas ganas de empezar a competir de verdad, me inscribí en varias carreras en este inicio de temporada.

     La primera de ellas en Pepino, que se celebró este domingo 10 de marzo y a la que acudía con muchas ganas. Las sensaciones entrenando eran buenas y ya era hora de ponernos un dorsal y exprimir el motor.

     Salimos a las 11:00 h de la mañana con un día espectacular: sol y poco aire. 95 km por delante con tres subidas cortas que no fueron determinantes en el desenlace de la prueba.

     El desarrollo de la misma fue, en términos generales, muy táctico. Durante todo el recorrido se produjeron varios escarceos por delante con pocos corredores, pero siempre se quedaba algún equipo de los más potentes sin representación en los mismos, por lo que esas fugas no interesaban y se encargaban de controlarlas y echarlas abajo. Ninguna llegó a contar con una diferencia significativa. Siempre se les veía, más cerca o más lejos, pero a la vista. Esto facilita el trabajo del pelotón por detrás a la hora de dar caza.

     Visto esto, mi decisión fue la de rodar siempre en buenas posiciones del grupo para evitar caídas, enganchones, frenazos, cortes... pero sin dar la cara. Hay equipos con muchos corredores que deben ser más protagonistas que nosotros.

     Los kilómetros iban pasando y yo me encontraba bien. Y viendo cómo se desarrollaba todo, en mi cabeza cogía fuerza la idea de una llegada al sprint en la que intentar meterme a ver qué podía hacer.

     Ya hacia el final de la carrera, justo al paso por el pueblo en el que se coronaba la última de las subidas, a unos 15 km a meta, y con un grupito escapado de 3 o 4 unidades que estaban plantando cara al pelotón, decidí arrancar con la idea de formar un pequeño grupo que colaborase en la caza de esos fugados y poder jugarnos la victoria. Todo lo que quedaba a meta era en terreno favorable. Pero rápidamente el grupo salió detrás de mí, por lo que decidí parar y apostar todo al sprint.

     A 4 km de meta, giro a derecha y cogemos al último de los corredores que quedaba en cabeza en ese momento. Se producen muchos momentos de nervios, tensión, frenazos, codos... Todos queremos una buena posición de cara al sprint, pero ya se sabe que todos no cabemos, por lo que la lucha se incrementa. A falta de menos de 1 km para la línea de meta, justo detrás de mí se oyen los golpes, gritos, bicis por el suelo consecuencia de una caída masiva. Yo iba colocado en las primeras posiciones del pelotón, por lo que la caída atrapó a muchos ciclistas. Desde aquí mi ánimo y mi deseo de pronta recuperación a todos los implicados.

     Conocía la llegada de haber pasado con el coche llegando a la salida. La carretera hacía un leve zigzag a unos 100 m de meta que había que pasar ya con el sprint lanzado.

     El grupo estaba siendo lanzado por el equipo A las 3 A.C. para su sprinter a una alta velocidad. Por mi parte, como es normal, me tuve que buscar la vida para ganarme la posición y buscar los huecos. Esto me llevó a tener que remontar por la parte derecha del grupo a unos 300 m para la meta. Cuando llegué arriba, vi que el zigzag estaba muy próximo y decidí lanzar mi sprint. Justo a la vez que el resto de corredores.

     El zigzag era izquierda-derecha. Ahí llegué emparejado con otros dos corredores, pero en la curva a derecha, en el interior, había una pequeña alcantarilla que estaba justo en mi línea. Tuve que saltarla y perder una o dos pedaladas importantísimas. Ahí el corredor del A las 3 A.C. ya estaba por delante, posición que pudo mantener hasta la línea de meta. Un corredor del Orquin y yo estábamos muy igualados y en toda la recta así nos mantuvimos. Consiguió meter la rueda sobre la línea antes que yo, lo que hizo que me clasificara en la tercera posición de la general.

     En la gráfica podemos ver el salto de la alcantarilla. Es sólo un momento en el que la producción de potencia baja de manera más significativa, no como consecuencia de la fatiga, ya que justo después se ve cómo soy capaz de volver a incrementar esa cifra por encima de los 1000 w para continuar con el sprint. Seguramente sin esa alcantarilla ahí tampoco hubiese sido capaz de remontar al ganador, pero el segundo puesto quizás podría haber estado un poco más de mi lado.

     En todo caso, terminé muy satisfecho mi primera carrera. Me encontraba con óptimas sensaciones entrenando y creía que podía hacerlo bien, pero las expectativas se vieron superadas. Ahora ya pensando en la prueba de este fin de semana en Bolaños de Calatrava, el II Giro de Calatrava.

     Os dejo algunos de los datos de mi Garmin y que podéis ver con más detalle en mi cuenta de Strava.

     Como podéis ver, muchos son los datos que te ofrece el Garmin. Pero no son, ni mucho menos, todos los que este dispositivo puede registrar, ofreciéndote una cantidad mucho más amplia de información muy valiosa para tu análisis post entrenamiento. Sea cual sea tu nivel de práctica, poder ver todos estos datos cuando acabas tu salida en bicicleta es una pasada. Son muchos los dispositivos que puedes encontrar en el mercado. La elección de uno u otro no es sencilla por la gran cantidad de modelos y versiones que existen, por eso te lo pongo fácil y te describo todos los detalles de los ciclocomputadores más punteros.

Share

Mario

Un apasionado del deporte que ha dedicado toda su vida al ciclismo. Ahora quiero compartir mi experiencia y mis conocimientos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida y conseguir los objetivos deportivos que te propongas.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso” Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar