VUELTA A LA COMPETICIÓN: MEJORABLE.

     26/5/17 – En la mañana del domingo volvía a celebrarse, más de un mes después desde la anterior, la siguiente prueba del Circuito Provincial BTT de Toledo en la localidad de Escalona.

     Se trata de una carrera más larga que la media de las demás, de 62 km, con las características de incluir, algo extraño en este tipo de carreras, dos subidas largas: la primera de 4,5 km y la segunda de casi 9 km. Además, estaba salpicada con numerosas zonas de arena y charcos o riachuelos, lo que la convirtieron en una carrera muy entretenida, la más bonita de las celebradas hasta la fecha, en mi opinión.

     Cuando me dispongo a calentar, a más de 15 minutos para el inicio, veo que la gente ya está puesta en la línea de salida. A pesar de que en todas las carreras celebradas he conseguido buenos puestos, como no estoy dentro de las clasificaciones generales del circuito, no tengo derecho a salir delante, en parrilla, por lo que la colocación en la salida, detrás de los que sí componen esa primera línea, para mí es fundamental. Así que sin calentar nada de nada, error gravísimo en este tipo de pruebas en las que se sale a mil, va a empezar mi carrera.

     Empezamos a tope por una carretera en línea recta, lo que me permite ganar algunas posiciones, pero he salido muy atrás y aún queda mucho que remontar. Giro a izquierda entrando en caminos más estrechos y rápidamente vienen dos repechos duros donde el camino se estrecha más y se producen los típicos tapones de estas zonas del pelotón. Aquí me tengo que bajar en las dos ocasiones y subir corriendo, cosa que me viene fatal, pero no hay más remedio. En la siguiente foto podemos ver cómo mi velocidad baja a 0 km/h en este momento y a 4 km/h en la segunda ocasión que tengo que parar.

     A partir de aquí el terreno me permite remontar y adelanto muchos corredores. Pero la cabeza de carrera ya está distanciada y me toca asumir la responsabilidad de darles caza. En la imagen inferior apreciamos como en un terreno llano desde el km 4 de carrera mi frecuencia cardíaca va disparada, entre 175 y 188 puls/min, lo que indica el gran esfuerzo que realizo para conectar con la cabeza de carrera. Esto lo consigo en el km 7,66, momento a partir del cual vemos que mi FC empieza a decrecer, porque ya he contactado con los primeros y colocándome a rueda comienzo a recuperar.

Ahora empieza una nueva carrera para mí. Ya estoy en cabeza de carrera, aunque con un primer calentón que ellos se han ahorrado. Salir delante es fundamental.

     Como ya son varias carreras las que llevo disputadas, voy conociendo a los rivales. Su nivel, su forma de correr, sus trazadas… Hay varios que tienen un gran rendimiento y a los que no les importa dar la cara durante la mayor parte de la carrera. Además, suelen ser mayoría en este grupo al pertenecer al mismo equipo. Ellos cogen las riendas, ponen el ritmo. Mi trabajo aquí es aprovecharme de esa circunstancia. Ahorrar energía para cuando lleguen los momentos decisivos.

     Yo corro normalmente solo, sin compañeros de equipo. Tampoco disputo las clasificaciones generales, si no que mi intención es hacer buenas carreras individuales. Partido a partido que está ahora tan de moda.

Fotos: Enrique Pino Rivera

     Así las cosas, ruedo en las primeras posiciones de este pequeño grupo durante varios kilómetros, afrontando la primera subida, bajando concentrado evitando problemas, comiendo y bebiendo cuando el terreno lo permite y ahorrando energía de cara a afrontar la subida larga que decidiría la carrera.

     Esta comienza en el km 43 aproximadamente y se extiende durante unos 9 km. Se inicia dentro de una población y a la salida de la misma es donde tiene las rampas más duras sobre hormigón.

     Al ser un corredor de 1,88 m y más de 80 kg de peso, estos cambios de pendiente tan bruscos no me vienen bien y mi pulso rápidamente se dispara para mantenerme con los mejores. Intento seguir al máximo de mis posibilidades, pero me resulta imposible seguir la rueda de los 5 primeros corredores que se me distancian unos metros.

Después de tantos años corriendo sé que soy capaz de sufrir muchísimo para mantenerme dando el máximo de mi rendimiento y que al cabo de unos instantes voy a coger un ritmo que me va a mantener en la pelea.

     En un determinado momento durante la subida, entre las curvas, veo que el grupo de 5 delantero está cerca, pero ellos también me ven a mi y aceleran el ritmo. Son 3 de un equipo y 2 de otro, por lo que imagino que no les resultaría difícil entenderse. Les vuelvo a perder de vista y ya de manera definitiva.

     Mi única intención a partir de ahora es mantener en los 10 últimos kilómetros de bajada y llano la sexta posición que he conseguido durante la ascensión. Así lo hago y así termino. 6° de la general y 1° máster 30.

     Las sensaciones son buenas, pero aun queda trabajo que hacer y peso que perder. No queda otra que seguir trabajando.

     Los datos de la carrera, que puedes ver en mi cuenta de Strava, son:

Share

Mario

Un apasionado del deporte que ha dedicado toda su vida al ciclismo. Ahora quiero compartir mi experiencia y mis conocimientos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida y conseguir los objetivos deportivos que te propongas.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso” Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar